Posts etiquetados ‘sacrificio’

La ley del sacrificio

Publicado: agosto 14, 2011 en marketing, Ventas
Etiquetas:, , ,

Esta ley nos habla de que si queremos triunfar hoy en día debemos sacrificar algo.

En una empresa hay 3 cosas que sacrificar: Línea de productos, Mercado meta, Cambios constantes.

Comenzaremos hablando del primer punto (Línea de productos): En la actualidad las empresas grandes tienen un poco de problemas con respecto a este punto, pues la mayoría apoya la idea que entre más productos tengan u ofrezcan mayores serán sus ventas y por ende sus ingresos, Es  decir para lograr el éxito en lugar de ampliar su línea de productos tiene que reducirla y  utilizar todos sus esfuerzos en un producto en general.  Hay que recordar que el marketing es una guerra de percepciones no de productos y servicios.

 El mundo de los negocios está poblado por grandes y muy diversificados generalistas, y pequeños y concentrados generalistas a los cuales  les va mejor porque saben  dónde colocar sus esfuerzos.

Continuamos con el segundo punto (mercado meta): Es imposible que como empresa  queramos venderle a todo el mundo lo que generalmente hacen las empresas es enfocarse en una rama o segmento de la población pues el mercado es muy variado para complacer todos los gustos y exigencias de todos los prospectos. La meta no es el mercado, Es decir la meta manifiesta no es, lo mismo que las personas que compren el producto pues siempre habrán  personas que consuman el producto aunque no estén incluidas como clientes potenciales.

Finalmente el tercer punto (cambios constantes): No hay nada escrito que nos diga que debemos modificar nuestra estrategia a cada momento.  Es decir nuestra manera o productos con los que llegamos al mercado. Este es un grave error para algunas empresas que tienen una posición favorable pero al querer abarcar mas del mercado cometen el error de estar cambiando su estrategia constantemente, en cambio hay empresas que siguen ofreciendo los mismos productos durante muchos años y lo que se observa es que les va mejor porque el prospecto los reconoce  como propietarios o creadores  de un producto.

En conclusión una empresa para lograr el éxito debe hacer sacrificios.