Posts etiquetados ‘innovacion’

Una empresa que no innova está cavando su propia tumba, pues hoy en día existen muchos competidores los cuales están dispuestos a hacer cualquier cosa por tal de desplazarlas del mercado y poder atender mejor a los clientes.

La estrategia de las empresas que apuestan por la innovación se basa en cuatro pilares: ser capaces de ver más allá de los modelos tradicionales de negocios, aprovechar las tendencias de mercado, maximizar los recursos y entender las necesidades de su industria en particular.

La innovación es “el proceso en el cual a partir de una idea, invención o reconocimiento de una necesidad se desarrolla un producto, técnica o servicio útil hasta que sea comercialmente aceptado; innovar no es más que el proceso de desarrollar algo nuevo o que no se conoce a partir del estudio metódico de una necesidad, ya sea personal, grupal u organizacional, para lograr una meta económica.

 Para innovar es necesario un amplio conocimiento de una necesidad, no todas las ideas innovadoras tienen éxito, por tanto, es necesario jugar con todas las herramientas necesarias para que la innovación no solo sorprenda sino que también funcione. Primero debe definirse porque se desea innovar, se establecer objetivos claros y cual es el impacto que se espera. Todo esto ayuda a definir el tipo de innovación que se quiere lograr.

 La innovación es el elemento clave que explica la competitividad.  Innovación y competitividad van de la mano, es decir se está buscando crear valor de la empresa o  marca  para que se logre un posicionamiento en la mente del consumidor y así ser reconocidos como líderes en la categoría.

 Pero hay que entender que la innovación, por sí sola, no garantiza necesariamente, que se alcance la competitividad. Se deben establecer metodologías y estrategias definidas para poder innovar. Realizar un estudio frío de los factores que intervienen en el proceso para la innovación y de las oportunidades existentes en los diferentes escenarios, siempre serán herramientas elementales ; también, detrás de la o las ideas innovadoras se encuentra la persona o el equipo de personas que las ha creado. Por lo general, cuando el creativo es una sola persona la idea debe ser evaluada por un equipo multidisciplinario, igualmente si la idea ha surgido de otro equipo multidisciplinario.

 

Anuncios

 

En la actualidad una empresa tiene que estar innovando constantemente, o lo que es mejor adaptar sus productos a las necesidades de sus clientes pues la batalla entre competidores es grande y un descuido puede llevar a la empresa a la ruina.

Cambios en las tendencias de los consumidores, nuevas competencias, gestión ineficaz de la empresa son algunos motivos de las bajas en las ventas de las empresas. El mercado está lleno de factores que provocan la pérdida de clientes. Es responsabilidad de los directivos conocer los mecanismos de defensa ante tales enemigos, para reducir al máximo la influencia de estos obstáculos.

La modificación regular y rápida de los intereses y de los deseos de los consumidores tuvo una influencia considerable sobre el volumen de ventas de las empresas.

El consumidor es más exigente que el de las generaciones precedentes. Sigue estudios más largos; está en contacto con los periódicos; las revistas; las películas; la radio; la televisión y los viajes; y tiene muchas más relaciones. Su demanda es más exigente y sus gustos son más versátiles.

La falta de soluciones ante las necesidades actuales del cliente y la ausencia de un valor añadido ante sus expectativas son las principales causas de la pérdida de clientes en las organizaciones,

Es la directiva de una empresa quien debe valorar estos resultados y buscar soluciones constructivas para evitar el impacto de los obstáculos del mercado. Una herramienta muy eficiente para crear un público compacto es la fidelización de clientes, que se puede llevar a cabo de numerosas maneras por parte de la Dirección.

La que está funcionando más es la de Atención al cliente que es el conjunto de actividades interrelacionadas que ofrece un suministrador con el fin de que el cliente obtenga el producto en el momento y lugar adecuado y se asegure un uso correcto del mismo.