Una empresa que no innova está cavando su propia tumba, pues hoy en día existen muchos competidores los cuales están dispuestos a hacer cualquier cosa por tal de desplazarlas del mercado y poder atender mejor a los clientes.

La estrategia de las empresas que apuestan por la innovación se basa en cuatro pilares: ser capaces de ver más allá de los modelos tradicionales de negocios, aprovechar las tendencias de mercado, maximizar los recursos y entender las necesidades de su industria en particular.

La innovación es “el proceso en el cual a partir de una idea, invención o reconocimiento de una necesidad se desarrolla un producto, técnica o servicio útil hasta que sea comercialmente aceptado; innovar no es más que el proceso de desarrollar algo nuevo o que no se conoce a partir del estudio metódico de una necesidad, ya sea personal, grupal u organizacional, para lograr una meta económica.

 Para innovar es necesario un amplio conocimiento de una necesidad, no todas las ideas innovadoras tienen éxito, por tanto, es necesario jugar con todas las herramientas necesarias para que la innovación no solo sorprenda sino que también funcione. Primero debe definirse porque se desea innovar, se establecer objetivos claros y cual es el impacto que se espera. Todo esto ayuda a definir el tipo de innovación que se quiere lograr.

 La innovación es el elemento clave que explica la competitividad.  Innovación y competitividad van de la mano, es decir se está buscando crear valor de la empresa o  marca  para que se logre un posicionamiento en la mente del consumidor y así ser reconocidos como líderes en la categoría.

 Pero hay que entender que la innovación, por sí sola, no garantiza necesariamente, que se alcance la competitividad. Se deben establecer metodologías y estrategias definidas para poder innovar. Realizar un estudio frío de los factores que intervienen en el proceso para la innovación y de las oportunidades existentes en los diferentes escenarios, siempre serán herramientas elementales ; también, detrás de la o las ideas innovadoras se encuentra la persona o el equipo de personas que las ha creado. Por lo general, cuando el creativo es una sola persona la idea debe ser evaluada por un equipo multidisciplinario, igualmente si la idea ha surgido de otro equipo multidisciplinario.

 

 

 En la actualidad los servicios han tomado igual importancia que los productos tangibles; el marketing de servicios a evolucionado debido a la necesidad de las empresas de expandir sus ventas a nivel mundial;

Entenderemos por servicios a “todas aquellas actividades identificables, intangibles, que son el objeto principal de una operación que se concibe para proporcionar la satisfacción de necesidades de los consumidores.”

De lo anterior se deduce que las organizaciones de servicios son aquellas que no tienen como meta principal la fabricación de productos tangibles que los compradores vayan a poseer permanentemente, por lo tanto, el servicio es el objeto del marketing, es decir, la compañía está vendiendo el servicio como núcleo central de su oferta al mercado.

Características de los Servicios

Se han sugerido varias características para ayudar a distinguir bienes y servicios. Es la combinación de estas características la que crea el contexto específico en que debe desarrollar sus políticas de marketing una organización de servicios. Las características más frecuentemente establecidas de los servicios son:

Intangibilidad: Los servicios son esencialmente intangibles. Con frecuencia no es posible gustar, sentir, ver, oír u oler los servicios antes de comprarlos. De lo anterior se deduce que la intangibilidad es las características definitiva que distingue productos de servicios y que intangibilidad significa tanto algo palpable como algo mental.

Inseparabilidad: Con frecuencia los servicios no se pueden separar de la persona del vendedor. Una consecuencia de esto es que la creación o realización del servicio puede ocurrir al mismo tiempo que su consumo, ya sea este parcial o total.

Heterogeneidad: Con frecuencia es difícil lograr estandarización de producción en los servicios, debido a que cada “unidad”. Prestación de un servicio puede ser diferente de otras “unidades”. Además, no es fácil asegurar un mismo nivel de producción desde el punto de vista de la calidad. Asimismo, desde el punto de vista de los clientes también es difícil juzgar la calidad con anterioridad a la compra.

Perecibilidad: Los servicios son susceptibles de perecer y no se pueden almacenar.

Propiedad: La falta de propiedad es una diferencia básica entre una industria de servicios y una industria de productos, porque un cliente solamente puede tener acceso a utilizar un servicio determinado.

 Algunas de las últimas tendencias del marketing de servicios:

A) Mobile marketing

B) Marketing bursátil

C) Marketing viral

D) Marketing de guerrillas

E) Marketing relacional

F) Marketing interno

G) Marketing social

 

Los tiempos que estamos viviendo presentan cada vez situaciones más difíciles; es casi imposible que ninguna empresa alrededor del mundo mundo se tope con  situaciones desagradables  en la que se vea en aprietos o tenga que tomar decisiones muy apresuradas esto debido a  la crisis económica que nos estamos enfrentando.

Es por ello que existen varias cosas que hay que tener siempre presentes y darles la importancia debida entre ellas tenemos:

Negar el impacto de la crisis: Se debe aceptar que las cosas no están bien incluso en el caso de empresas que aparentemente todavía no se han visto afectadas por la crisis, Siempre existe una ramificación de impacto,  aunque sólo sea en aspectos parciales, la crisis acabara afectando a casi todas las compañías del país.

No extremar la cautela: Las empresas no deben descuidar ni sus ingresos, ni sus gastos. Es importante seguir de cerca la evolución del mercado y de las ventas.

Descuidar la comunicación: En momentos de crisis es especialmente necesario gestionar adecuadamente las comunicaciones con el entorno: clientes, proveedores, Administración, empleados y stakeholders.

No ponderar los costes e ingresos para casa escenario: es importante estimar situaciones de “máximo y mínimo riesgo”, a fin de prever las posibles actuaciones de contingencia en cada una de ellas.

“Pasar” de los presupuestos y del endeudamiento: En función de la flexibilización de la que se dispone, es preciso ajustar los gastos en la cuenta de resultados prevista de la empresa, y lograr su estricto cumplimiento.

Descuidar la delegación de decisiones: Frente a la incertidumbre reinante, muchas decisiones anteriormente delegadas o automatizadas, deben de ser examinadas y, quizás, recentralizadas de nuevo.

Continuar “sin más” los proyectos e inversiones en curso: Es preciso reconsiderar los proyectos en marcha o previstos, manteniendo en el congelador aquellos que no vayan a mejorar a corto plazo los resultados o la facturación

 

Desatender a los posibles cambios del mercado: La situación reinante y el empeoramiento de las expectativas provocan un acelerado y continuo cambio en las pautas de comportamiento de los agentes que intervienen en el mercado.

Sobre reaccionar: La crisis es una situación delicada, por lo que no se deben tomar decisiones apresuradas. Se debe imponer la templanza. Tan desaconsejable es la reducción masiva de personal, como lanzarse a hacer contrataciones indiscriminadamente.

No prever los posibles escenarios una vez superada la crisis: Existe un después de la crisis y hay que pensar en él. El empresario ha de imaginar cómo puede quedar el sector, y replantearse la búsqueda de nuevos mercados y productos para cuando termine la crisis.

Todo lo anterior se tiene que tomar en cuenta pues no sabremos con la situación que nos enfrentaremos, y cuando se llegue ese día es de estar preparados para saber que hacer.

 

La mayoría de personas a lo largo de su vida busca reconocimientos por trabajos y cosas bien hechas; Las empresas no se escapan de esto pues trabajan de la mano con el reurso Humano. Los incentivos son un pilar importante en la consecución de objetivos, además de aumentar la motivación general del trabajador y la productividad.

Hay incentivos directos e indirectos; pero la mayoría de empleados prefieren ser premiados en forma directa por su empresa es decir: en forma de regalos, dinero o tarjetas de regalo que les permitan elegir en que quieren gastar su gratificación. 

En la mayoría de casos el empleado cree que no se le reconoce su trabajo de ahí viene el bajo rendimiento en la empresa; como gerentes de Marketing es de tener siempre presente que un empleado motivado ayudara a alcanzar los objetivos y metas organizacionales de una manera más eficaz.

Por ello, se deben considerar que las empresas deben ser conscientes de la importancia de poseer una estructura comercial convenientemente cualificada y con un alto grado de motivación, capaz de compartir los objetivos fijados por el propio departamento y, finalmente, haciéndolos suyos. En el ámbito laboral “estar motivado” supone estar estimulado e interesado como para orientar la actividad al fin de alcanzar un objetivo.

Los incentivos de empresa se deben reinventar para adaptarse al entorno y adaptarse a las necesidades de las empresas de hoy y, Pero siempre teniendo en cuenta las necesidades de los empleados.

Pueden haber muchos tipos de incentivos el más común de ellos es el que se les da a los empleados por el logro de sus metas de trabajo; Pero también hay otros que no necesariamente se dan por el logro de sus metas como por ejemplo para las navidades todo empleado espera algo de su empresa; la mayoría de empresas los premia por un año más de trabajo.

Es de tener presentes que los incentivos son motivadores automáticos para los empleados.

 

Durante el transcurso de los años han ocurrido fusiones entre empresas y distintos grupos para lograr un mayor volumen de ventas y un mayor reconocimiento de la marca; Un caso emblemático es el de RUN D.M.C  y  ADIDAS, Cuya campaña o promoción se denomino “my Adidas”.

Adidas fue fundada en 1924 en Alemania por dos hermanos Adi y Rudolf Dassler. La compañía fue primero nombrada “Zapatos Dassler” y luego se convertiría en Adidas. Más tarde es Run-DMC (R.I.P Jam Master Jay) quien puso Adidas en otro nivel. En 1983, directamente de Hollis, Queens, llega Run-DMC, un grupo de rap que se niega a ajustarse a las normas emergentes al decidir vestirse en el escenario de la forma en que vestían en la calle. El trío se hizo notable por usar las “Superstar” (un modelo de zapatillas de Adidas) sin cordones y empujando la lengua fuera de la zapatilla, imitando la moda dentro de una prisión. Las Superstar recibieron muchísima promoción por parte del grupo de rap, ya que salieron de gira por los EE.UU., incrementando muchísimo las ventas de las zapatillas.

El trío lanzó una canción de su propio grupo llamada “My Adidas” en 1986. La canción rinde homenaje al modelo Superstar de Adidas.

Adidas finalmente firmó un acuerdo con Run-DMC por 1 millón de dólares después de darse cuenta de la gran promoción y ventas de su producto después que el trió la usara. El acuerdo entre Run-DMC y Adidas fue el primer contrato entre artistas de Hip Hop y una gran corporación y la línea de ropa Run-DMC de Adidas fue posteriormente lanzada.

Las zapatillas Superstar dejaron de ser solo para deportistas y se han convertido en parte de la moda de la cultura popular como calzado casual, debido a su confección en cuero y la gran  variedad de estilos y colores.

En el 2005, Adidas conmemoró el 35 aniversario de las Superstar, con la colaboración de iconos del mundo de la música, la moda y las artes para crear la colección “Adidas 35th Anniversary”.

“Hacemos un equipo a medida, mis Adidas y yo, nosotros vamos por ahí juntos, rimar por siempre”.Run-DMC, de su álbum “Raising Hell”.

Lo curioso es que dicho proyecto inicio de la sin pensarlo. Ya que el grupo no lo hacía por interés, aseguraban, sino que era amor verdadero. “Nosotros no escribimos la canción para Adidas. La escribimos porque las zapatillas vienen en todos los colores y te hacen tener un buen aspecto”, decía Daryl McDaniels de Run DMC. En la canción “My Adidas”, en las que este calzado fue su musa, describían su pasión por ellas. A pesar de los altercados que ocurren en el rap, Run DMC  y su canción “My Adidas” consolidaron su fama,  y el grupo consiguió que se multiplicasen las ventas de estas zapatillas y que por ello, la marca, los utilizase para algunos de sus anuncios, hasta llegar a la cima en sus ventas.

 

 

El comercio justo es un modelo alternativo de comercio pensado para promover y defender una relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores. Originariamente fue promovido por diferentes organismos, como organizaciones no gubernamentales, la Organización de las Naciones Unidas y por movimientos sociales y políticos como el pacifismo o el ecologismo. Su objetivo es evitar la discriminación y el proteccionismo y fomentar la iniciativa de los productores de países en vías de desarrollo.

Principios como la defensa de la libre iniciativa y trabajo, el rechazo a los subsidios y ayudas asistenciales, el rechazo a la explotación infantil, la igualdad entre hombres y mujeres, el trabajo digno y el respeto a los derechos humanos son los pilares de esta alternativa enfrentada al modelo de explotación, tachados de menos justos.

Una serie de recomendaciones tomadas de la filosofía del comercio justo que pueden ayudar a la venta, imagen y filosofía de la empresa. Seamos conscientes de que el consumidor va asumiendo mayor responsabilidad en sus compras y la ética guía cada vez más sus decisiones:

Sea claro, sencillo y evite las apariencias:los productos deben cumplir con lo que prometen sin tantos adornos.

Haga participe al consumidor de una buena filosofía:Trate que sus productos satisfagan a los clientes para lograr fidelidad de parte de ellos.

La sostenibilidad es el camino, no es el fin:Las empresas deben apostar por desarrollar una cultura “verde”, de plantearse una verdadera preocupación por el medio ambiente.

Interiorice la buena fe:El buen karma le reportará a largo plazo la mejor de las satisfacciones:la fidelidad de sus clientes, y reputación y confianza, elementos en alza en el mercado.

Las empresas no se deben conformar con realizarle una tan sola venta a las pesonas, deben de buscar que ellos queden conformes y hagan una proxima compra de su producto.

El posicionamiento en buscadores es uno de los pilares fundamentales, tanto en su versión (SEO) gratuita como en su versión de pago (SEM).

 

Para una empresa del siglo pasado, ( siglo XX ) comunicar era: definir unos objetivos, elaborar unas estrategias y mensajes y difundirlos principalmente de dos maneras: en los medios de comunicación o a través de lo que llamamos hoy en día, la “publicidad tradicional”.

 

Lo más seguro en todo esto, es que transmitir un mensaje de forma adecuada es la mejor manera de lograr despertar la confianza de los públicos objetivo, fomentado una influencia directa sobre los resultados y alcanzando así los objetivos.

 

La expansión de internet y la difusión masiva de la comunicación corporativa que este nuevo medio ha permitido, han supuesto un cambio en las estrategias de comunicación de todas las entidades.

 

Si lo pensamos detenidamente, hoy en día, seguimos buscando vías para poder transmitir nuestros mensajes y en esta búsqueda cada vez está más presente ese macro-medio digital que es internet. internet está en todas partes, en muchos hogares, en las oficinas y cada vez más en los bolsillos de la gente. Para las empresas, es un escaparate que tienen que explotar de forma coherente con su comunicación global. Pero internet no es sólo una ciudad dónde se puede poner vallas en las fachadas, es un mundo. Así que según dónde ponemos las vallas o colocamos nuestras tiendas, tendremos más o menos visibilidad.

 

En el mundo de internet, las ciudades donde se concentran más gente (y tráfico) que en los pueblos, son los buscadores web. En efecto, casi todos los usuarios de internet usan buscadores online para recaudar la información que necesitan, estas herramientas (Google, Bing, Yahoo, Ask, etc.).

 

La ventaja principal de todas las acciones de comunicación online, es la posibilidad de rastrear y de analizar todos los comportamientos de los usuarios y de optimizar las estrategias para reajustarlas y logar los objetivos de forma idónea.

 

A la hora de comunicar las empresas tienen que tener una visión de 360 grados y nunca limitarse a un mero haz de luz, que le impediría crecer y les alejaría de una gran parte de sus stakeholders iluminados por el gran foco de internet.