Archivos para junio, 2011

La crisis que estamos viviendo hoy en día obliga a las empresa a centrar sus esfuerzos en las ventas  y para ello debemos venderle al cliente beneficios y soluciones en lugar de un simple producto.

Actualmente estamos viviendo un cambio de ciclo económico y cultural que repercute en todas las áreas de la economía de un país y, lógicamente, en el consumo. La recesión a provocado que el cliente cambie su actitud impulsiva de comprar a ser un poco más racional en el gasto de sus escasos ingresos (recursos), el consumidor es más exigente debido a que cuenta con una amplia información sobre productos y mercados a la hora de realizar una compra por lo tanto exige que los productos tengan un valor agregado.

Internet ha venido para quedarse y el cliente lo sabe y se vale de ello para comprar con conocimiento, es decir busca el mejor producto. Lejos quedarán las etapas en las que la gente actuaba por impulso, por lo que habrá que estar más preparado a la hora de la venta y ofrecer  más que productos soluciones que faciliten la vida de las personas o clientes.

A esto se une la competencia, que actualmente se está volviendo cada vez más agresiva, porque un productor no puede mantener una ventaja por mucho tiempo por lo que mecanismos como los sistemas de fidelización deberán cobrar mayor protagonismo. Las personas quieren ser escuchadas y por ello que las empresas utilizan sistemas de atención al cliente que le sirven a la empresa para saber los gustos y necesidades de sus posibles clientes y así adecuar el producto según la necesidad de cada cliente.

Todos los cambios que se están gestando en el mercado, le van a dar el protagonismo al cliente, por lo que las empresas se verán obligadas a evolucionar bajo una óptica de Marketing Estratégico si quieren seguir en activo. Durante mucho tiempo no han sabido valorar las aportaciones del cliente y esta época acabará pasando factura a todas aquéllas que han dado la espalda al mercado.